Según la ley, ¿necesito un motivo o causa para divorciarme?


Nuestra experiencia como exjueces y juristas nos ha permitido identificar diversas cuestiones que son motivo de duda recurrente entre las personas que acuden a nosotros buscando los servicios de los mejores abogados de familia en Barcelona. No todas las preguntas tienen la misma complejidad, pero algunas son algo más sencillas de responder que otras. Hoy vamos a tratar de atajar definitivamente una de esas dudas frecuentes: ¿es necesario, de acuerdo con la ley española, aducir un motivo determinado para poder divorciarse?

La respuesta es un rotundo no. En la actualidad no hace falta exponer ni demostrar ningún tipo de causa para presentar la demanda de divorcio ante el juzgado y así dar inicio al proceso de disolución del matrimonio, tanto si se produce de mutuo acuerdo como si se trata de un divorcio contencioso.

¿Cuál es, entonces, la causa de que perdure esta duda entre numerosos ciudadanos a la hora de plantearse el divorcio? Probablemente, podemos encontrarla en el hecho de que la exigencia de demostrar una causa para el divorcio era una realidad legal en España hasta hace apenas 13 años.

La eliminación de este requisito fue una de las provisiones comprendidas en la ley 15/2005, la misma que reguló la figura de la disolución del matrimonio por acuerdo de los cónyuges y el proceso popularmente conocido como ‘divorcio exprés’.

Según la exposición de motivos incluida en ese texto legal, la reforma se correspondía con la voluntad de cambiar el concepto de divorcio como último recurso ante una reconciliación imposible, dando un mayor peso a la voluntad y la libertad individual de los cónyuges. De este modo, el deseo de no continuar el matrimonio por parte de uno de sus miembros pasó a ser suficiente razón para interponer la demanda de divorcio, sin posibilidad de oposición por la otra parte ni por el juez.

Se dejaba así atrás el modelo que había introducido originalmente la ley de divorcio de 1981, en la cual se establecía también el requisito de un plazo previo de separación en la mayoría de casos.

Si busca ponerse en manos de los mejores abogados de familia en Barcelona para su divorcio, aquí puede contar con especialistas en este ámbito pues nuestros abogados también han sido jueces. En ICN LEGAL trabajamos para ofrecer un servicio exhaustivo y diligente que ayude a nuestros clientes a culminar sus procesos de divorcio con pleno conocimiento de todas sus implicaciones y, dentro de lo que cabe, con las menores dificultades posibles.