Residir en España con un visado para emprendedores

Entre las opciones más novedosas para obtener un permiso de residencia en España se encuentra el conocido como visado para emprendedores, introducido en la ley 14/2013, de apoyo a los emprendedores y su internacionalización. Como abogados especialistas en derecho internacional, ofrecemos servicios legales internacionales a las personas interesadas en permanecer legalmente en nuestro país. Si está interesado en la posibilidad de desarrollar una iniciativa empresarial o una labor profesional de alta cualificación en suelo español, desde ICN LEGAL podemos tramitar su visado de residencia en el caso de cumplir los requisitos establecidos en la citada ley.
 
La norma contempla hasta seis supuestos diferenciados en los que es posible solicitar este tipo de visado, pero antes de adentrarse en sus especificidades, cabe repasar los requisitos de carácter general que son los siguientes: no encontrarse irregularmente en suelo español, poseer la mayoría de edad, carecer de antecedentes penales, no ser rechazable en los países con los que España tiene convenio y disponer de seguro público o privado de enfermedad con validez en nuestro país.
 
A todos ellos se suma un requisito de suficiencia económica que supone de por sí una elevada barrera de entrada: el interesado debe disponer de al menos 2.130 euros al mes para su mantenimiento y 532 euros más por cada familiar que dependa de él. En este sentido, el visado que se pueda conceder a una persona es extensible a su cónyuge, a sus hijos menores o a sus hijos mayores dependientes, siempre y cuando cumplan con los requisitos generales anteriormente citados.
 
A partir de estas condiciones, la persona que desee trasladarse a España con arreglo a esta ley debe encajar en una de las seis categorías previstas:
 

  • Emprendimiento y actividad empresarial: consiste en la presentación de un proyecto empresarial de interés general a desarrollar en España. Deberá contar con un informe favorable por parte de la Oficina Comercial española correspondiente a la zona donde se solicite el visado.

  • Profesionales altamente cualificados: a partir de solicitud por parte de la empresa  que desee efectuar su contratación, mediante la Unidad de Grandes Empresas y Colectivos Estratégicos del Ministerio de Empleo.

  • Traslado empresarial: se rige por los mismos cauces que la opción anterior; en este caso se corresponde con profesionales desplazados a España en el marco de una relación laboral o formativa preexistente con su empresa.

  • Formación o investigación: comprende al personal que vaya a desarrollar labores de investigación, desarrollo tecnológico o docencia en educación superior, ya sea en entidades públicas o privadas. Esta opción se desarrolla en cauces establecidos por distintos convenios y también por la ley de Ciencia, Tecnología e Innovación.

  • Inversores de capital: personas que estén dispuestas a adquirir acciones o participaciones de empresas por valor de al menos 1 millón de euros, o bien deuda pública por valor de 2 millones.

  • Adquisición de bienes inmuebles: también da derecho al visado la inversión en bienes inmuebles por un importe que al menos alcance los 500.000 euros. La inversión puede incluir varios inmuebles, siempre que el valor total de adquisición llegue a esa cifra del medio millón.

 
 
Si su caso se encuadra en alguna de las categorías descritas y necesita asesoramiento acerca de los requisitos específicos para iniciar los trámites, nuestro despacho de abogados especialistas en derecho internacional le ofrecerá las facilidades y garantías que necesita para un procedimiento lo más fluido posible, de tal manera que pronto pueda residir y/o invertir en España, y así beneficiarse de estar en la Unión Europea.
 

931 060 620