Requisitos para conseguir la reagrupación familiar

La figura de la reagrupación familiar es, desde su introducción en el año 2000, la solución legal para los ciudadanos no europeos residentes en España que deseen traer a vivir a sus personas más cercanas. En nuestro despacho tratamos de ofrecer un servicio digno de los mejores abogados de familia en Barcelona a la hora de asesorar a todas aquellas personas que desean hacer efectivo este derecho. A tal fin, les orientamos acerca de los distintos pasos y condiciones a cumplir. Le invitamos a repasar algunos de los aspectos fundamentales en este sentido.
 
En primer lugar, es necesario establecer quién puede reagrupar y ser reagrupado. La tramitación de la reagrupación familiar está disponible para los extranjeros que hayan cumplido un año de residencia legal en España y tengan autorizado al menos un año más. En cuanto a los familiares a los que es extensible la posibilidad de venir a España, se trata de los cónyuges o las personas con una relación análoga acreditada, así como los hijos comunes o de cualquiera de los dos, siempre y cuando sean menores de edad y no estén casados.
 
Se contempla también la posibilidad de reagrupar a ascendientes del actual residente en España o su cónyuge, con unas condiciones más estrictas: deben ser mayores de 65 años –con ciertas excepciones de carácter humanitario– y poder justificar tanto su dependencia económica del reagrupante como su necesidad de residir en España. Además, en estos casos el reagrupante debe tener la condición de residente de larga duración.
 
Cuando hablamos de requisitos, al margen de la documentación que es necesario reunir, un aspecto en el que cabe detenerse es el de las exigencias económicas. El reagrupante debe atestiguar su capacidad para mantener a los miembros de la familia, para lo cual el criterio se basa en el Indicador Público de Renta de Efectos Múltiples (IPREM), que en 2018 equivale a 537,84 euros al mes.
 
Pues bien, si la unidad familiar reagrupada va a ser de dos miembros, el interesado necesita demostrar unos ingresos mensuales del 150% del IPREM. A ello se habrá de sumar un 50% más por cada miembro adicional que vaya a incorporarse. Otro requisito a tener en cuenta es el de contar con una vivienda adecuada, ya sea con título de propiedad o contrato de alquiler.
 
Una vez certificado el cumplimiento de las condiciones indicadas, quedará efectuar la tramitación ante la oficina de extranjería aportando la documentación acreditativa correspondiente a los distintos puntos, junto con una declaración jurada de no estar residiendo con otra pareja en España en caso de reagrupar a un cónyuge desde el extranjero. Una vez concedida la reagrupación, los familiares deben solicitar el visado en sus oficinas consulares correspondientes.
 
ICN LEGAL le aporta un servicio altamente dedicado en todas las cuestiones relacionadas con extranjería en España. El enfoque internacional es uno de los aspectos que caracterizan a nuestra labor y contribuyen a que nuestros clientes nos consideren entre los mejores abogados de familia en Barcelona para sus necesidades.
 

931 596 272