¿Reaparece la “cadena perpetua” en España?

Las novedades del Código Penal versan en la supresión de faltas, el control de indultos y el aumento de las penas. Se modifican, además, los capítulos referidos a delitos vinculados a la corrupción.

No obstante, existe una reforma que destaca por encima de las demás, esto es, la introducción de la “prisión permanente revisable”, un eufemismo que ha generado polémica.

La introducción de la cadena perpetua revisable en el Código Penal no solamente se aplicará para delitos de terrorismo, sino también para delitos de magnicidio, genocidio y determinados asesinatos gravados. Concretamente cuando la víctima sea menor de 16 años, cuando se le dé muerte después de una agresión sexual, cuando se trate de un crimen múltiple o cuando el autor forme parte de una organización criminal, así como para reincidentes en dichos delitos o para quienes acometan por primera vez una pluralidad de los mismos.

Dicha pena tendrá una duración indefinida aunque podrá ser revisada después de que el delincuente haya pasado un mínimo de entre 25 y 35 años en la cárcel, dependiendo del delito acometido. Revisión que corresponderá al tribunal sentenciador, que, a partir de un determinado tiempo de cumplimiento, deberá hacer una revisión de la pena cada dos años.

El ministro sostuvo que la nueva medida cumple el requisito que establece la Constitución  Española de que las penas deben estar dirigidas a la reinserción del condenado y que no es incompatible  con el Convenio Europeo de Derechos Humanos alegando, además, que en casi todos los países europeos está vigente una pena similar.

¿Se puede llegar a detener a los autores de crímenes especialmente odiosos ante la posibilidad de pasar el resto de sus vidas en prisión?