Cuando padres divorciados se mudan a otro país, ¿qué sucede con las medidas relativas a sus hijos?

Entre las distintas complejidades derivadas de un divorcio de extranjeros en España con hijos se encuentra la habitual situación en la que uno de los antiguos cónyuges regresa a su país de origen o se traslada a otro distinto por trabajo. ¿Cómo afecta esta decisión a las medidas adoptadas en su momento respecto a la custodia de los menores y los distintos términos que regulan el régimen de visitas o las pensiones de alimentos a abonar?

Resulta imprescindible entender que las medidas relativas a los hijos, ya hayan sido acordadas entre las partes en convenio regulador o resultado de un litigio, están siempre ligadas a las circunstancias de las distintas partes en el momento de ser establecidas. Por ello, ante un cambio tan drástico como es un traslado de residencia a otro país, esas medidas pierden su validez y se hace necesario adoptar unas amoldadas a la nueva situación. Para ello, se deberá peticionar la modificación de las medidas ante el mismo juzgado que dictó la sentencia original.

Teniendo en cuenta que el criterio preponderante es siempre el interés del menor, cabe que los regímenes de visitas y las cargas económicas se ajusten de acuerdo con las nuevas circunstancias. Por ejemplo, es habitual que se adapte el régimen de visitas, extendiendo las estancias vacacionales para compensar una menor frecuencia en los encuentros con el progenitor no custodio. De igual manera, puede ser necesario establecer la responsabilidad sobre los gastos derivados de los viajes al extranjero que necesite realizar el menor.

Incluso en el caso de que quien vaya a abandonar España sea el progenitor que ostenta la custodia, no puede asumir en ningún caso que eso le otorgue el derecho a llevarse al menor consigo sin autorización de la otra parte, que sigue disponiendo del ejercicio de la patria potestad. En caso de conflicto, el juzgado tomará una decisión que salvaguarde el interés del menor. En la jurisprudencia suele priorizarse el apego al progenitor o progenitora, si bien se habrá de tener en cuenta igualmente la facilidad o dificultad de la adaptación del menor al país de destino, así como la capacidad del progenitor para prestarle el soporte adecuado en ese nuevo lugar de residencia.

Las situaciones derivadas del divorcio de extranjeros en España exigen contar con un asesoramiento jurídico especializado en la materia, habida cuenta de que, a la dificultad que entrañan estos casos de por sí, se suma la complejidad del elemento internacional. En ICN LEGAL encontrará a un despacho caracterizado precisamente por su orientación y experiencia en los casos de dimensión internacional.

931 596 272