El permiso de residencia en España por matrimonio con ciudadano de la Unión Europea

De acuerdo con la legislación española y comunitaria, cualquier ciudadano de la Unión Europea (UE) tiene derecho a reunirse con los miembros de su familia allí donde resida dentro del territorio de la UE. De esta manera, un matrimonio de estas características es una vía que da a los ciudadanos extracomunitarios la oportunidad de adquirir el derecho a residir en España, pero siempre de una forma sujeta a unos requisitos que hay tener en cuenta. Como abogados especialistas en derecho de familia, le explicamos las claves a este respecto.

En primer lugar, resulta necesario entender que este permiso de residencia estaría intrínsecamente vinculado al propio permiso otorgado al ciudadano de la UE en cuestión y, por tanto, a la duración y las condiciones por las que éste se rija. Un aspecto importante es que la naturaleza de la permanencia en España de dicho ciudadano europeo puede acarrear unos requisitos económicos para tramitar la residencia de su cónyuge u otro familiar directo: debe estar trabajando en nuestro país por cuenta propia o ajena, o de lo contrario –caso de pensionistas, estudiantes…–, acreditar su suficiencia económica para mantenerse a sí mismo y a sus acompañantes, así como disponer todos ellos de un seguro de enfermedad con una cobertura equivalente a la del sistema sanitario público.

Es necesario destacar que, para contraer matrimonio en España entre ciudadanos extranjeros, es obligado que al menos uno cuente con domicilio establecido en España, así como cumplimentar unos trámites previos que incluyen el expediente matrimonial, en el cual se certificará que los cónyuges posean la capacidad de contraer matrimonio. Otra opción sería contraer matrimonio en el extranjero y después seguir los trámites necesarios para otorgarle validez en España.

Por otro lado, cabe tener en cuenta que existen opciones para disfrutar de este mismo derecho incluso sin necesidad de contraer matrimonio. Se contempla la posibilidad de conceder la residencia en las mismas condiciones cuando se trate de parejas de hecho registradas en algún país de la UE con una unión análoga al matrimonio. También en el caso de parejas no inscritas que puedan demostrar un vínculo duradero: convivencia de al menos un año continuado o convivencia con descendencia en común.

La autorización para residir en España se materializa en la conocida como tarjeta de residencia de familiar de ciudadano de la Unión, que es el documento que deberá solicitar la persona extranjera ante su Oficina de Extranjería correspondiente en el plazo de tres meses desde su entrada en España.

Como siempre, a la hora de abordar los detalles de estos trámites desde la casuística concreta que a usted le afecte, ICN LEGAL le prestará una atención cualificada y personalizada. Somos abogados especialistas en derecho de familia y contamos con una amplia experiencia en cuestiones relacionadas con derecho internacional y extranjería.

931 596 272