Hacer cumplir en España sentencias sobre familia dictadas en otro país de la Unión Europea

Pese a todos los avances que ha propiciado la evolución de la legislación de la Unión Europea (UE) en lo referido a la aplicación transfronteriza de las sentencias, en muchas ocasiones sigue siendo necesario para los ciudadanos tomar medidas para que lo decidido por la justicia de un país se haga efectivo en otro de acuerdo con la legalidad comunitaria. Como abogados especialistas en derecho internacional, sabemos que es algo que sucede con frecuencia cuando se produce un conflicto en torno a las sentencias de derecho de familia, como en las medidas vinculadas a divorcios en los que se mezcla un componente internacional.

La legislación europea dispone de regulación específica para este tipo de casos a través del Reglamento del Consejo Europeo 2201/2003, relativo a la competencia, el reconocimiento y la ejecución de resoluciones judiciales en materia matrimonial y de responsabilidad parental. Este documento establece que cualquier resolución judicial de este ámbito dictada en un Estado miembro y que posea carácter ejecutivo debe ser reconocida por otro Estado miembro.

De este modo, citando el ejemplo de una casuística habitual, existe un mecanismo claro para hacer que se cumpla una sentencia de cualquier país de la UE en la que se establezca una pensión de alimentos si el progenitor obligado a prestar alimentos se encuentra residiendo en España y pone algún problema para el pago.

Es necesario presentar una solicitud ante el juzgado competente en España para que se declare como ejecutable la sentencia preexistente en virtud de lo establecido por la normativa europea. La excepción son las sentencias dictadas en Dinamarca, país que ha previsto un procedimiento simplificado para hacerlas valederas.

La experiencia de ICN LEGAL en materia de familia internacional nos habilita para asistirle en el caso de que necesite ver ejecutada una sentencia proveniente de la UE en España o viceversa.

931 596 272