¿Es posible establecer medidas de protección para un menor que esté en España de forma temporal?

¿Qué sucede en el caso de que un matrimonio con hijos menores -que se encuentre temporalmente en España- se vea envuelto en una situación que conduzca a su separación? Si bien los juzgados españoles solo son competentes –de acuerdo con el reglamento 2201/2003 del Consejo Europeo– para actuar en casos de separación o divorcio de extranjeros en España si al menos uno de los cónyuges es residente habitual, la protección del menor ante un conflicto entre sus progenitores puede exigir una intervención urgente.

De nuevo, el reglamento europeo establece que la competencia sobre la responsabilidad parental recae en el Estado que sea la residencia habitual del menor en el momento de presentarse el asunto que requiera  una resolución judicial. No obstante, resulta inescapable que puede darse una situación en la que un menor que esté en España temporalmente requiera de medidas de protección, teniendo en cuenta que la condición de residente puede no adquirirse hasta pasados 6 meses o incluso más tiempo.

¿Qué recurso queda, entonces, para que una autoridad judicial española pueda intervenir en un caso de estas características? El propio reglamento contempla en su artículo 20 la posibilidad de que la Justicia de un Estado miembro de la UE adopte medidas cautelares en casos de urgencia que afecten a personas que se encuentren en su territorio, incluso aunque la competencia pueda corresponder a otro Estado en virtud de las condiciones estipuladas.

De este modo, un juzgado español está facultado para intervenir de urgencia y decretar las medidas que correspondan para salvaguardar el interés del menor y normalizar su situación en el caso de que sus padres se separen durante su estancia en España. Esto permite evitar los perjuicios propios que se derivarían en contra del menor por el tiempo que tardaría en actuar el juzgado competente según la norma europea, que sería el del último Estado de residencia habitual del menor. Cuando dicho juzgado esté preparado para adoptar medidas sobre el asunto, cesará la aplicación de aquellas que se hubieran decretado temporalmente en España.

Los casos relacionados con el divorcio de extranjeros en España, por las distintas legislaciones y jurisdicciones que se les pueden aplicar en función de sus circunstancias específicas, requieren de una atención experta y pormenorizada. En ICN LEGAL hemos adquirido la reputación de prestar unos servicios legales idóneos a los ciudadanos de cualquier nacionalidad que se encuentren en esta tesitura.

931 596 272