¿En qué consiste el plan de parentalidad en Cataluña?

Nuestra actividad como abogados especialistas en derecho de familia requiere un amplio dominio de la legislación por la que se rigen estos casos, desde las normas supranacionales hasta las de ámbito autonómico. Cuando se produce cualquier divorcio o separación en Cataluña de una pareja con hijos menores, existe un elemento singular e imprescindible que es importante entender para las distintas partes: el plan de parentalidad. ¿Cuáles son sus características?

El plan de parentalidad es un instrumento cuya existencia se recoge en el Código Civil de Cataluña desde la aprobación de la Ley 25/2010. De esta manera, la obligación que establece de redactar este plan en el contexto del divorcio o la separación es aplicable a cualquier pareja con hijos que lleve a cabo la disolución de su vínculo de mutuo acuerdo en los tribunales catalanes, o una propuesta de dicho plan cuando se incluye en una demanda contenciosa. Se convierte, así, en una parte ineludible dentro del convenio regulador del divorcio o separación.

El objetivo de esta medida es exigir a los progenitores que acuerden de forma detallada el reparto que van a hacer de sus responsabilidades parentales y las condiciones fundamentales que vayan a determinar el día a día de sus hijos.

De esta manera, el plan es un documento en el que se recogen de forma concreta estos aspectos: la residencia habitual de los hijos, el reparto de la guarda, las tareas correspondientes a cada progenitor, su régimen de comunicación, las estancias vacacionales y ocasionales, el tipo de educación a cursar y los mecanismos para el intercambio de información y la toma de decisiones que afecten a los hijos.

Habitualmente, un plan de parentalidad comprende también provisiones específicas para atender a aspectos como la evolución de las medidas establecidas de la mano del crecimiento de los hijos, así como las instancias de mediación a las que acudir en caso de un desacuerdo entre las partes sobre la aplicación de los acuerdos adoptados.

Se trata, por lo tanto, de una oportunidad para establecer una solución exhaustiva, estable y garantista que prevenga en la medida de lo posible el surgimiento de conflictos a posteriori. Desde ICN LEGAL podemos ofrecerle un asesoramiento a medida para la elaboración de este documento, con arreglo a los requisitos normativos y trabajando para establecer las condiciones más apropiadas en función de las particularidades de su caso.

931 596 272