Aspectos fundamentales de la custodia de los hijos menores

Para poder situarnos entre los mejores abogados de familia en Barcelona, creemos que no solo es importante nuestra capacidad para asesorar solventemente al cliente en los casos más complejos y concretos, sino también nuestro esfuerzo a la hora de aclarar por completo los conceptos fundamentales sobre la materia que tratemos. De esta manera, favorecemos que cada persona comprenda el alcance de cualquier reclamación, acuerdo o sentencia. En el marco de un divorcio con hijos, la guarda y custodia es uno de los asuntos principales a dirimir, y por eso hoy queremos profundizar en su definición y tipología.
 
Podemos explicar lo que es la custodia de los menores partiendo de sus diferencias con la patria potestad o potestad parental. Esta última comprende los derechos y deberes de todo progenitor hacia sus hijos menores de edad y es intrínseca a su condición de padre o madre, siendo solo suspendida o retirada por los jueces en situaciones excepcionales.
 
Mientras, el régimen de guarda y custodia es un concepto esencialmente vinculado al divorcio o separación, puesto que se trata de la atribución del cuidado y la crianza diaria de los hijos, y con ello la convivencia en el hogar. En este sentido, la legislación española contempla actualmente la posibilidad tanto de una custodia exclusiva para uno de los cónyuges que se separan como de una custodia compartida, concepto que se introdujo por primera vez en 2005.
 
En el primero de los casos, uno de los progenitores asume la responsabilidad sobre los hijos menores, estableciéndose generalmente un régimen de visitas para que compartan tiempo con el otro progenitor.
 
Por su lado, la custodia compartida prevé que se reparta la crianza entre ambos padres de forma alterna, bajo unas condiciones que se habrán de configurar en cada caso. Así, pueden establecerse distintos períodos para la alternancia de la custodia (semanas, meses…) y distintas formas de convivencia: que el menor se traslade en cada plazo al domicilio de cada uno de los progenitores o bien que éstos se alternen en el uso del domicilio familiar donde residirá permanentemente el hijo (la comúnmente conocida “modalidad nido”).
 
Es posible llegar a una situación de custodia compartida tanto como fruto de un acuerdo entre los padres como a través de una resolución del juez en caso de voluntades enfrentadas al respecto. Cabe reseñar que, en el caso específico de Cataluña, la legislación autonómica otorga preferencia a la custodia compartida frente a la exclusiva, y de hecho los progenitores que se divorcien deben presentar propuestas sobre el reparto que harán de sus responsabilidades de crianza de los hijos (el denominado plan de parentalidad).

No hay duda de que deseará rodearse de los mejores abogados de familia en Barcelona si se encuentra ante la perspectiva de determinar la guarda y custodia de sus hijos o de resolver un conflicto en este sentido. Desde ICN LEGAL le proporcionamos servicios especializados en este ámbito, con capacidad para asesorarle y representarle en las casuísticas más específicas.
 

931 596 272