Discrepancias a la hora de escoger colegio cuando los padres están divorciados

¿Qué pasa cuando dos progenitores ya divorciados discrepan sobre el centro educativo en el que matricular a los hijos menores? ¿Qué opinión es la que prima? ¿Cómo se resuelve el conflicto? Como abogados especialistas en derecho de familia damos respuesta a esta cuestión en este nuevo post.

Además de en lo relativo al colegio, pueden surgir desavenencias en otros frentes como por ejemplo las actividades extraescolares o las cuestiones relacionadas con la religión (bautizo, comunión...). Decisiones importantes en la vida de los hijos que recaen en ambos progenitores teniendo en cuenta que los dos ostentan la patria potestad. Como comentamos en un post anterior, tan solo una decisión judicial expresa puede privar al padre o la madre de ella en casos muy graves. Recordamos que el artículo 154 del Código Civil define patria potestad como “una responsabilidad parental, que se ejerce siempre en interés de los hijos de acuerdo con su personalidad, y con respeto a sus derechos, su integridad física y mental”. Dicho de otro modo, son los progenitores los que tienen atribuida por ley la facultad de decidir sobre las cuestiones de sus hijos con responsabilidad.

El Código Civil recoge además qué pasa si hay discrepancias sobre las decisiones a tomar. El artículo 156 establece que, ante un eventual desacuerdo, los progenitores deberán acudir al juez. Este escuchará a ambas partes y al menor (si tiene suficiente madurez y más de 12 años) para poder tomar una decisión al respecto.

Desde ICN LEGAL te recordamos que para ello hay que acudir a través de un procedimiento de jurisdicción voluntaria.

La elección del colegio como motivo de disputa

En cuanto a las desavenencias sobre la elección del centro escolar, suele ser conveniente que el cliente que presenta la demanda recabe información sobre diversos centros de su interés. Han de ser coherentes con los principios o valores que tuvieran en común los progenitores. Por ejemplo, colegios religiosos si se les hubiese bautizado o colegios de élite si el nivel económico lo permitía.

Con esa información se prepara un dossier que se adjunta a la demanda. El juez deberá intentar poner de acuerdo a las partes. En caso de que no sea posible, otorgará la facultad de decidir el centro escolar a una de ellas.

931 060 620