¿Qué necesito hacer si mi expareja se ha mudado a otro país y las visitas a los niños ya no se pueden cumplir?

¿Qué pasa si, tras el divorcio, uno de los cónyuges se muda a otro país y esto dificulta que se cumpla el régimen de visitas? ¿Tiene el progenitor no custodio alguna herramienta legal a la que recurrir? Además de abogados expertos en herencias internacionales lo somos en Derecho de familia y por eso hemos querido abordar este tema en nuestro blog.

Tras una separación, el juzgado ha de aprobar medidas referidas, por ejemplo, a la guarda y custodia, las visitas, la pensión alimenticia y el uso de la vivienda familiar. La cuestión es que, debido por ejemplo a razones laborales, el progenitor que tiene la custodia, puede tener que mudarse al extranjero. Debe entonces pedir la autorización al otro progenitor, teniendo en cuenta que la decisión sobre el lugar de residencia de los menores entra en el ámbito de la patria potestad. Por eso, si los progenitores no se ponen de acuerdo, un juez deberá tomar la decisión.

En estos casos, la otra parte habrá de presentar lo que se conoce en Derecho como demanda de modificación de medidas. Gracias a este mecanismo, se adapta el régimen paterno-filial a la situación actual en cada momento.

¿Cuándo se puede pedir una modificación?

Según la ley, tienen que cambiar sustancialmente las circunstancias y hay que demostrar cuáles eran las condiciones tenidas en cuenta cuando se fijó el régimen de visitas tras el divorcio. Pero, ¿qué entiende la justicia por cambios sustanciales? Por ejemplo:

1. Cambios relevantes en la situación económica de alguno de los progenitores que condicionen las obligaciones de pago de pensiones, al alza o a la baja.

2. Cambios en la conducta o en la voluntad de los hijos o de los progenitores para ampliar o restringir el régimen de visitas o guarda.

3. Cambio de residencia de alguno de los progenitores o de trabajo, en caso de que el nuevo impida atenerse al régimen acordado.

En ICN LEGAL te recordamos que, a veces, basta con que transcurra el tiempo para pedir que se cambien las medidas. Nos referimos por ejemplo a la extinción de las pensiones cuando los hijos pasar a ser independientes. Cuando se da un incumplimiento reiterado de las obligaciones por parte de un progenitor, la otra parte puede presentar también una demanda de modificación de medidas. Será precisa de nuevo la presencia de un abogado y un procurador. Es indiferente que sea de mutuo acuerdo entre las partes o de forma contenciosa, pues estas dos figuras habrán de intervenir obligatoriamente. Como abogados ex jueces te diremos cómo proceder en estos casos.

931 060 620