¿Se puede “quitar” la patria potestad?

Como abogados especialistas en derecho de familia queremos hablar en este post de la patria potestad. Hemos de aclarar que, aunque uno de los padres tenga la custodia exclusiva de los menores, el otro progenitor sigue manteniendo intacta la patria potestad. Pero, ¿puede “perderse” esta última? En las siguientes líneas respondemos a la pregunta.

En la Constitución Española, en concreto en el artículo 39.3, se lee que “los padres deben prestar asistencia de todo orden a sus hijos habidos fuera y dentro del matrimonio, durante su minoría de edad y en los demás casos en los que legalmente proceda”. Es lo que se conoce como patria potestad. Dicho de otro modo, son los derechos y deberes de los progenitores para con los hijos menores de edad y no emancipados. Deberes como cuidarlos, educarlos, alimentarlos, protegerlos y administrar sus bienes. En ICN LEGAL, como abogados exjueces, te informamos que la patria potestad puede retirarse pero que es una medida reservada a casos muy extremos. Lo más común es que si se incumplen los deberes derivados de la misma, se suspenda provisionalmente como medida previa a la retirada total.

Como imaginas, al ser una medida muy gravosa, el juez es quien tiene la autoridad para despojar a uno o a los dos progenitores de la patria potestad cuando se hayan incumplido los deberes comentados. No obstante, como hemos dicho, el paso previo es la suspensión temporal de la patria potestad.

Prórroga de la patria potestad

La patria potestad se puede extinguir, suspender o prorrogar (si se declara la incapacidad de los hijos aún siendo mayores de edad). La responsabilidad se extingue por la muerte de los padres, pasando entonces a un tutor legal.

Causas de la extinción y suspensión de la patria potestad

Según el Código Civil, se extingue por:

1. Muerte o declaración de fallecimiento de los padres.
2. Emancipación.
3. Adopción del hijo.

La privación de la patria potestad

Como decimos, la decisión del juez puede afectar a uno o los dos progenitores. Como posible causa, los malos tratos al menor o cuando uno de los progenitores haya muerto a manos del otro. Otros motivos pueden ser la desatención afectiva y las adicciones que pongan en riesgo la seguridad del menor.

La sentencia puede determinar la suspensión total o parcial de la patria potestad. Siempre comprobando que esta medida sea la más beneficiosa para el menor, pues siempre es el bienestar del niño o adolescente lo que impera.

931 596 272