¿Por qué es complicado volver a tu país de origen si has tenido hijos en un país diferente?

En esta ocasión, vamos a abordar un tema clave relacionado con un posible divorcio en España de extranjeros casados en el extranjero. ¿Qué pasa si tienes hijos menores de edad y uno de los cónyuges quiere volver a su país de origen con ellos? ¿Cuál suele ser el sentido de las decisiones judiciales en estos casos?

Lo cierto es que, ante un desacuerdo entre los progenitores, es complicado que un juez permita el cambio de residencia de los hijos menores que estén ya asentados en determinado país a no ser que todavía no estén arraigados.

Cuando la resolución judicial o el Convenio Regulador no recoge previsión alguna sobre el eventual cambio de residencia a un país extranjero, pueden darse varias situaciones:

1.- Considerar que la decisión es un derecho de quien ostenta la guarda y custodia exclusiva, independiente del consentimiento del progenitor no custodio y de la autorización judicial (Art. 19 C.E.). 

2.- Entender que el tema se engloba en el ámbito del ejercicio conjunto de la patria potestad, haciéndola dependiente de dicho consentimiento o autorización (Arts. 154 y 156 Código Civil).

3.- Adoptar una solución mixta para que el progenitor custodio pueda adoptar o no esta decisión unilateralmente. Todo dependerá de si el cambio va a afectar o no al régimen de visitas de la otra parte.

Como seguro que sabes, el artículo 19 de la Constitución Española de 1978 consagra el derecho a la libertad de circulación y residencia. De todos modos, no es algo que podamos tomar como referencia en estos casos. En este tipo de divorcios, no se pone en cuestión que el progenitor custodio pueda cambiar su domicilio sin tener que solicitar autorización judicial. Lo que se cuestiona es el derecho de la madre o padre que tenga atribuida la custodia a cambiar unilateralmente el domicilio de los menores. Sobre todo, cuando se trata de un país extranjero.

Aunque la Carta Magna habla de la libertad de movimiento, también consagra el principio de protección de la familia y la infancia. Lo hace anteponiendo los
derechos del menor frente a los de los padres. Por eso, en ICN LEGAL te insistimos en que, si el juez cree que una mudanza puede afectar negativamente a la formación y desarrollo integral del menor, no va a permitirla. Además, la custodia exclusiva no abarca todo el ámbito de la patria potestad, sino sólo las cuestiones ordinarias y no las de mayor trascendencia (lugar de residencia, por ejemplo). Te aconsejamos que te asesores con nuestros abogados exjueces si te encuentras en esta situación propia del derecho de familia internacional.

931 060 620