¿Qué pasa con una herencia hasta que no se acepta o repudia?

Como abogados expertos en herencias internacionales te informamos de que, aunque nuestro Código Civil no fija un plazo máximo para aceptar una herencia, se considera que este es de 30 años desde el fallecimiento del testador. Es decir, en ninguno de sus artículos se establece el plazo que una persona tiene para asumir o no el ”rol” de heredero. En esta línea, es importante dejar claro que la aceptación de una herencia es el acto por el cual alguien expresa su voluntad de suceder al difunto. Eso sí, la aceptación de la herencia implica, además de adquirir los bienes o rentas del difunto, también las obligaciones y deudas.

Qué es la herencia yacente

Es la situación en la que se encuentra el patrimonio del fallecido, desde la muerte hasta la aceptación de la herencia por parte de los herederos.

Desde un punto de vista fiscal, durante este tiempo los bienes son atribuibles a los herederos. También los rendimientos del capital y las ganancias y pérdidas patrimoniales. Eso sí, excepto en los casos en los que se haya renunciado pura, simple y gratuitamente. Los herederos tendrán que declarar en su autoliquidación del IRPF, en la parte proporcional, los rendimientos que generen los bienes del patrimonio de la persona fallecida.

Los impuestos que gravan las adquisiciones por herencia son:

  • El Impuesto sobre Sucesiones: se liquida en la Comunidad Autónoma de residencia del fallecido, en un plazo de 6 meses desde el fallecimiento, prorrogable a otros seis, pero generando intereses.
  • La plusvalía municipal: también hay un plazo de 6 meses con posibilidad de solicitar prórroga.

Formas de aceptar la herencia

  1. Aceptación pura y simple: produce efectos ilimitados y puede hacerse de forma expresa o tácita.
  2. Aceptación a beneficio de inventario: produce efectos limitados y los herederos no responden de las obligaciones o deudas del difunto de forma ilimitada, sino solo hasta que alcancen el valor de los bienes hereditarios.

Formas de repudiar la herencia

Mientras que se puede aceptar la herencia de forma expresa o tácita, para la repudiación hace falta una declaración expresa y formal. En ICN LEGAL te recordamos que el efecto principal de la repudiación es la renuncia a adquirir cualquier bien de la herencia. Como resultado, la parte de la herencia que correspondería al repudiante sigue el orden sucesorio determinado por el testador o el legal (ab intestato).

Eso sí, en caso de que la renuncia cause un perjuicio, los herederos pueden solicitar al juez que les autorice para aceptarla en su nombre y con ello ver salvado su crédito en la medida en que alcance la porción hereditaria que le correspondía.

A pesar de los 30 años de plazo para aceptar una herencia, la ley prevé que transcurridos 9 días desde el fallecimiento, cualquier persona interesada en que el heredero acepte o repudie (sustituto vulgar, coheredero con derecho a acrecer, acreedor del causante o del heredero) puede solicitar al juez que inste al llamado a heredar a que se pronuncie en un plazo inferior a 30 días. Si no hay respuesta, la herencia se tendrá por aceptada. Si se encuentra en esta situación no dude en contactar a nuestros abogado exjueces en ICN LEGAL.

931 060 620